Jabón de Castilla. E&Co
Jabones

Jabón de Castilla

La historia del jabón es antigua y sus orígenes difíciles de rastrear. Hace tres mil años, algo similar al jabón aparece por primera vez en unas tablillas sumerias que recogen la elaboración de unos cocimientos de grasas, resinas y álcalis con cuyo producto resultante se trataban pieles de animales y lanas.

A partir de ahí, prácticamente todas las grandes civilizaciones dejan constancia de su utilización, empleándolo de una u otra forma egipcios, fenicios, griegos y romanos. Su uso se extendió por todo el Mediterráneo.

El jabón de Marsella y el jabón de Castilla, los dos grandes jabones europeos, se consolidan en la Edad Media y Moderna pero sus orígenes se remontan a mucho antes, cuando los fenicios colonizaron amplias zonas del sur de España y Portugal, además de Sicilia, Córcega y Cerdeña, con intercambios comerciales intensos entre esos territorios y Asia Occidental, donde ya se venía elaborando uno de los jabones más antiguos del mundo y el primero en fabricarse en forma de pastilla, el jabón de Alepo, un jabón vegetal elaborado con aceite de oliva y aceite de laurel.

Así que de Oriente Medio nos llegaron las antiguas técnicas, y toda esa tradición milenaria de los territorios fenicios y cananeos arraiga en la tierra de olivos por excelencia, Andalucía. Allí se establecen las primeras jabonerías europeas propiamente dichas, las famosas ‘almonas de Al-Andalus’, donde tiene su origen nuestro jabón de Castilla, sapo hispaniensis o sapo castilliensis,  superior a los jabones más rústicos de grasas animales que por entonces se elaboraban, muy apreciado por su suavidad y que la Corona de Castilla produjo a gran escala y exportó a todo el continente europeo y también americano.

Lo que diferencia al jabón de Castilla de otros es su composición, únicamente aceite de oliva, sosa y agua, ninguna otra grasa vegetal o animal. Si además de aceite de oliva le ponemos otro aceite (de coco por ejemplo, algo que suele hacerse para que sean más espumosos) ya no podremos llamarle jabón de Castilla, que debe ser de espuma densa y suave que se hace crema sobre la piel. Es un jabón cosmético insuperable pero también un gran jabón terapéutico, el mejor si se trata de ancianos, pieles infantiles o pieles con problemas, sean éstos cuales sean.

Es un clásico y un fijo en las estanterías de todos los jaboneros del mundo. A pesar de su aparente sencillez, no es jabón para principiantes. Hay que cogerle el punto porque puede tardar en trazar y asegurarnos de que gelifique bien para que el corte no nos dé problemas.

Y hay que saber una cosa más: que, una vez lo pruebas, es probable que te enamores perdidamente. No dirás que no te he avisado 🙂

Artículo anterior Artículo siguiente

También te puede interesar

2 Comentarios

Deja un comentario

  • Responder Maica 10 abril, 2016 at 1:30 am

    Me encanta este jabón Elena, aunque a veces me ocurre que por el centro se queda un poco “gomoso”, blando, como plastilina y es curioso porque endurece muy rápido durante el periodo de secado. Sabes a qué puede deberse?
    Por cierto, me encanta tu blog, muchas gracias por compartir tanto conocimiento.
    Besos,
    Maica

    • Responder Elena Navarro 11 abril, 2016 at 9:10 pm

      Hola Maica, me hace muy feliz que te guste mi blog y muchas gracias por visitarme. El jabón de Castilla es fabuloso, opino igual que tú, en mi opinión es el mejor de todos.

      Te digo cómo lo hago por si te sirve de ayuda: Utilizo concentraciones altas (50), intento que gelifique muy bien (en invierno poniéndolo sobre un radiador, por ejemplo) y lo dejo secar al menos cuatro o cinco meses. De esta forma las pastillas me quedan durísimas hasta el final de su uso. Que gelifique bien es importante para que no se astille cuando lo cortes. De todas formas con este jabón no espero 24 horas, lo saco del molde y lo corto en cuanto baja la temperatura de gelificación. Un beso

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.