Ungüento de caléndulas. E&Co
Cosmética corporal, Recetas, Remedios de botica

Ungüento de caléndulas, la pócima sanadora

Si la sencillez es grandeza, que decía José Martí, pocos remedios como éste simbolizan tan bien esa idea.

Os voy a hablar de un imprescindible en el botiquín familiar estival, de una receta fácil y al alcance de todos, ideal para iniciarse en la cosmética natural hecha en casa.

Un ungüento es un preparado compuesto por uno o varios aceites espesados con una cera que se aplicará sobre la piel para aportarle sus principios activos. Es una de las formas farmacológicas más antiguas, empleada en rituales religiosos, medicinales y cosméticos desde tiempos inmemoriales en todas partes del mundo. Nosotros vamos a hacer uno de los ungüentos más representativos, el de caléndulas.

Necesitaremos básicamente un macerado de caléndulas en aceite de oliva virgen, cera de abejas y aceite esencial de lavanda aspic. Como utensilios una basculita, un cuenco para el baño maría, un palito para remover y un tarro para envasar, todo bien esterilizado con alcohol.

 

¿Cómo hacer un macerado oleoso de caléndulas?

Las flores de caléndula las podemos comprar secas en cualquier herbolario. Si tenemos las flores frescas, las dejaremos secar una o dos semanas para que pierdan agua, las picaremos con un molinillo de café, una picadora de cocina o similar (previa esterilización con alcohol), las meteremos en un frasco de cristal cubiertas con aceite de oliva virgen extra, dejaremos que maceren 40 días a la sombra agitando el frasco a diario, filtraremos bien y envasaremos. Ya tenemos nuestro macerado listo para usar.

 

Propiedades de la caléndula

Macerado oleoso de caléndulas. E&Co

Vamos a detenernos un minuto en estas maravillosas flores. Las caléndulas forman parte del fondo de armario de todos los potingueros  (junto con la manzanilla, la lavanda, el romero, la salvia, el  helicriso, el hipérico y doscientas hierbitas más, pero de este vicio incontenible ya os hablaré otro día). Gracias a todos los principios activos antisépticos y antiinflamatorios que contienen, las caléndulas nos ayudarán a curar cualquier corte, pequeña herida, quemadura, rozadura, arañazo, eczema, picadura de insecto o erupción que tengamos en la piel. Son un eficaz regenerador epitelial y un potente cicatrizante. Nuestro ungüento también lleva aceite esencial de lavanda aspic -anti-bacteriano, analgésico y estimulante inmunitario- y podemos incluir, si nos es posible, vitamina E, también cicatrizante y antiinflamatoria. Es opcional, no imprescindible, pero mejorará la receta al crear sinergia con el resto de ingredientes.

 

La receta

La receta para un tarrito de 10 ml quedaría así:

10 g   de macerado de caléndulas en aceite de oliva virgen extra
2 g   de cera virgen de abejas
1 gota de vitamina E
4 gotas de aceite esencial de lavanda aspic (Lavandula latifolia spica). 

 

Paso 1

IMG_3038

Pesamos el macerado oleoso y la cera virgen en el mismo cuenco y lo ponemos al baño maría hasta que la cera se deshaga, intentando no sobrecalentar en exceso para evitar dañar los principios activos.

 

Paso 2

IMG_2947

Lo retiramos del fuego y empezamos a remover con cuidado hasta que veamos que pierde temperatura y un poquito de transparencia, ese es el momento de añadir la vitamina E y el aceite esencial de lavanda.

 

Paso 3

IMG_2961

Una vez lo tengamos todo bien mezclado y antes de que espese demasiado, lo vertemos en el tarrito y lo dejamos que enfríe y repose al menos 12 horas.

Ya tenemos nuestro ungüento de caléndulas listo para usar. Tenedlo siempre a mano, sobre todo si tenéis peques en casa.

 

Artículo anterior Artículo siguiente

También te puede interesar

8 Comentarios

Deja un comentario

  • Responder Andrea Goyeneche 19 junio, 2016 at 8:47 pm

    Muy interesante las recetas caseras con productos naturales, teniendo en cuenta las propiedades de cada flor y la potencia del mismo al fusionarse con otro u otros productos naturales.

    • Responder Elena Navarro 20 junio, 2016 at 8:21 pm

      No se podría explicar mejor Andrea, porque no sólo buscamos las propiedades de cada ingrediente sino potenciarlas formando sinergia con el resto de la fórmula. Un abrazo y gracias por tu visita.

  • Responder Teresa 1 septiembre, 2015 at 10:08 pm

    Me parece interesante la receta, fácil de hacer y muy bien explicada.
    Puede decirme que propiedades tiene el ungüento de Caléndula

    • Responder Elena Navarro 3 septiembre, 2015 at 8:00 pm

      Hola Teresa, me alegro que te guste. Como puedes leer en el post, este ungüento es todo terreno porque ayuda a aliviar y curar pequeñas heridas ya sean contusiones, eczemas, picaduras de insectos, etc. Espero que te animes a hacerlo! Un abrazo

  • Responder Márcia Figueiredo 1 julio, 2015 at 3:40 am

    Muito bom! Obrigada

    • Responder Elena Navarro 1 julio, 2015 at 8:44 am

      De nada Márcia, gracias a ti por visitar E&Co. Um forte abraço

    • Responder Maria 15 julio, 2015 at 11:53 pm

      Tiene muy buen aspecto.
      Para hacer el oleato de caléndula pones las cosas medidas o a ojo?

      • Responder Elena Navarro 16 julio, 2015 at 12:15 am

        Gracias María, los oleatos los hago a ojo, que haya una cantidad suficiente de planta para que queden concentrados y que el aceite cubra la planta bien.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.